Blogia
Buscando un ideal ...

Poesía ...

Poesía ... 2º mensaje que escribo en esta página. Qué sueño, amigos, qué sueño ...

Empecé el año durmiendo un par de horas ( vaya Nochevieja más mítica ) y voy a acabar haciendo lo mismo. Estuve ayer hasta las 6 leyéndome un maravilloso libro de Poemas y Canciones de " Bertolt Brecht ". Si casi todas las poesías ya de por sí llevan mensaje, las del alemán son profundas desde el primer verso hasta el último.

Permitídme poner 2 estrofas que me gustaron y un poema precioso:

" Frente a los irreflexivos, que nunca dudan,
están los reflexivos, que nunca actúan.
No dudan para llegar a la decisión, sino
para eludir la decisión... "

---------
" En el muro habían escrito con tiza:
quieren la guerra.
Quién lo escribió
ya ha caído ".

----------

" A la tierra llena de viento frío
todos llegasteis desnudos.
Sin temer cosa alguna, tiritabais
cuando una mujer os dio un pañal.

No os llamó nadie ni erais desesados.
No os fueron a buscar en carroza.
Eráis desconocidos en la tierra
cuando un hombre os tomó de la mano.

A vosotros el mundo nada os debe:
si queréis marcharos, nadie os retiene.
Quizá erais indiferentes para muchos,
pero a otros muchos, niños, les hicisteis llorar.

De la tierra llena de viento frío
con costras y con tiña al fin os vais.
Y casi todos habéis amado el mundo
si llegasteis a tener un palmo de esta tierra.

Yo, Bertolt Brecht, vengo de la Selva negra.
Mi madre me llevó a las ciudades
estando aún en su vientre. El frío de los bosques
en mí lo llevaré hasta que muera.

Me siento como en casa en la ciudad del asfalto.
Desde el principio me han provisto de: [todos los sacramentos de muerte:]
periódicos, tabaco, aguardiente.
En resumen, soy desconfiado y perezoso, y satisfecho al fin.

Con la gente soy amable. Me pongo
un sombrero según su costumbre.
Y me digo: son bichos de olor especial.
Pero pienso: no importa, yo también lo soy.

Por la mañana, a veces, en mis mecedoras vacías,
me siento entre un par de mujeres.
Las miro indiferentes y les digo:
con éste no tenéis nada que hacer.

Al atardecer reúno en torno mío hombres
y nos tratamos de gentleman mutuamente.
Apoyan sus pies en mis mesas.
Dicen: "Nos irá mejor". Y yo no pregunto:"¿Cuándo?"

Al alba los abetos mean en el gris d el amanecer
y sus parásitos, los pájaros, empiezan a chillar.
A esa hora, en la ciudad, me bebo mi vaso, tiro
la colilla del puro, y me duermo tranquilo.

Generación sin peso, nos han establecido
en casas que se creía indestructibles
(así contruimos los largos edificiones de la isla de
Manhattan
y las finas antenas que al Atlántico entretienen.

De las ciudades quedará sólo el viento que pasaba por ellas.
La casa hace feliz al que come, y él es quién la vacía.
Sabemos que estamos de paso
y que nada importante vendrá después de nosotros.

En los terremotos del futuro, confío
no dejar que se apague mi puro " Virginia " por exceso de amargura
yo, Bertolt Brecht, arrojado a las ciudades de asfalto
desde la Selva negra, dentro de mi madre, hace tiempo..."

PD: Este mensaje lo tenía en blogger.com. Me mudo, amigos, me mudo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres