Blogia
Buscando un ideal ...

Confesiones alucinógenas.

Confesiones alucinógenas. Realmente estoy parado. No sé que escribir, no sé que decir. Lo tengo todo dentro de mí y es difícil de soltar.

No entraré en detalles. Mis palabras me delatan pero mis letras no. No creo ni siquiera que yo sea capaz de terminar este mensaje con un mínimo de coherencia. Me dan ganas de empezar a decir:

Perro, María, llaves, Calcuta, Locatelli...

Hay miles de ideas, miles de conceptos pero difíciles de asimilar, y sobretodo, de enlazar entre sí.

Miro a mi izquierda y hay un estúpido reloj indicandome que ya son las 4,35 de esta noche, quizás la mas larga de mi vida. ¿Debo acostarme? Tal vez.

Miro a mi derecha y una jodida carrera de 125 acompaña mi nocturna paranoia. ¿Hay algo mejor en esta vida que llegar en estado semi-paranoico/trascendental y meterse en la cama con un buen Kit Kat y viendo las motos? Creo que, tan solo las noticias de fondo de EuroNews o dormirte con Impacto TV suponen una experiencia igual.

Me encuentro con una botella de agua agarrada sin saber aún muy bien por qué, cerrando los ojos cual bebé en su cuna y pensando decir lo que digo pensando.

Cayó la noche
El telón de acero
de palmeras y olas rebeldes
cayeron con el lloro de la luna.

Piramides invertidas y eternas
saludan mi existencia;
suspiros de la mar
rompieron mis tímpanos.

Ví queriendo lo que quise ver
brindé perplejo por el despertar
de ese alter-ego disfrazado de trufa
y ese ego vestido sin par.

Miles de estrellas verdes
ocultan mi oscuro camino
No preguntan, no comprenden
no responden con sigilo.

Balas de luz eterna
Ramas de añejo ayer
Palabras sin duda perdidas
anunciando mi querer.

Querer de azul permanente
rojizo sería el final
verde el camino eterno
hasta la Felicidad.

Mil lágrimas de locura
dos mil risas al azar
Pensamientos sin destino
libretas sin rellenar.

----

Un color puede mezclarse. Una marea es cíclica. Y un mar eterno y presente, fugaz y fiel. E incluso el Sol, a veces desaparece y se esconde tras antifaz de negra apariencia. Nada es permanente, aunque todo siga igual.

Mis palabras sin orden, anuncian mi letargo. Letargo de sueño en cama y de amargo despertar, entre las copas y el cava de mi fiesta y los sueños de la noche anterior.

La noche me llama. La cama también. El negro sustituye al verde, y las risas incontroladas y las paranoias desmedidas se aparcan para ordenar la cabeza en una resaca pseudo-traumática en cama desnivelada sin barniz.

Siento mi paranoia. He de confesar que al escribir esto he perdido la perspectiva subjetiva de las cosas varias veces. Me he visto en visión objetiva y he observado a un chico, con pupilas dilatadas y kit-kat derretido en la mano escribiendo un puñado de ideas sin sentido que al día siguiente se sorprenderá al leer.

Sé que se me fue la olla del todo, pero mereció la pena.

Saludos desde un lugar en el que la luna brilla con inteligencia, el viento sopla desafiante y los pensamientos toman cuerpo con palabras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Di -

Sí niño, sí, has sido tú el que has escrito eso, ahora no lo niegues :P
O sea, que cuesta encontrarle un sentido, pero he de reconocer que te sales, que cuando quieres te sales... aunque para entenderlo quizás habría que estar en igualdad de condiciones, no?
Besos, muchos, muchos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Dani -

¿Yo no he escrito eso, verdad?

Sigo soñando...¿¿¿no???

Qué paranoia, por favor. No lo pillo sobrio, no...

Bueno, habrá que actualizar la página rápido y aquí no habrá pasado nada.

:)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres